Una voz en defensa de la niñez puertorriqueña

AD4I5172

“Yo nací, crecí y viví en un albergue para sobrevivientes de violencia. Viviendo en el albergue junto a mi madre, quien es sobreviviente de violencia de género, me di cuenta de lo pertinente que era involucrarme para que otros niños y niñas tuvieran una nueva oportunidad de vida, igual que la tuve yo”.

Esa es la historia de Marcos Santana Andújar, director de la Red de Albergues, Instituciones y Centros para Menores de Puerto Rico (RAICEM). En el 2005 Marcos regresó a un albergue, pero en esa ocasión como voluntario, y más adelante como director. Allí sintió la necesidad de articular, a nivel de toda la Isla, una voz más fuerte por los derechos de los niños, específicamente los que sufren situaciones de violencia. De esta preocupación nació RAICEM en el 2013.

RAICEM provee servicios a 104 albergues, centros e instituciones en 32 municipios. Además de magnificar las voces de los niños, la institución vela porque los fondos destinados a los albergues se usen adecuadamente. También capacitan a los profesionales de los centros para que brinden un servicio de excelencia.

Luego del huracán María y como parte de la campaña Abrazando a Puerto Rico, RAICEM hizo una alianza con nosotros (Fundación Banco Popular) y con la Fundación Música y País para brindarles sesiones de musicoterapia a unos 400 niños en los albergues. Una de las metas de las terapias era ayudarles a disminuir el estrés postraumático tras el paso del huracán. Este espacio les permitió a los niños identificar y canalizar sus emociones a través de la música, reducir la ansiedad y expresar sus sentimientos para que pudieran trabajar con ellos.

En la Fundación Banco Popular nos enorgullece trabajar junto a RAICEM para el beneficio de nuestra niñez.